Qué es Bitcoin y cómo funciona la moneda de Internet

Tras su aparición en 2009 Bitcoin no ha dejado de evolucionar, adaptándose a la realidad de un modo que para muchos resulta visionario, y que, igualmente, a otros tantos resulta catastrófico, motivo por el cual abrir el debate de si los distintos gobiernos deberían prohibir o no este tipo de moneda se ha tornado inevitable. Tailandia, por ejemplo, prohibió recientemente las transferencias de Bitcoin dentro su territorio, y se prevé que multitud de naciones se unan a dicha iniciativa en un corto periodo de tiempo; esto no quiere decir, ni por asomo, que la moneda de Internet esté haciendo aguas, de hecho su valor sigue aumentando.

En primer lugar debemos tener claro qué son los Bitcoin, dado que su naturaleza, así como su funcionamiento, se alejan mucho de la concepción de la divisa convencional. Allá por 2009, Satoshi Nakamoto, seudónimo de su creador -o grupo de creadores-, lanzaba a la P2P -también conocida como red entre iguales, basada en una serie de computadoras conectadas entre sí para realizar un intercambio de datos directo, sin mediadores de ningún tipo- un innovador protocolo de red consensuada que permitía un nuevo sistema de pago y una moneda completamente digital.

La mayor peculiaridad que presenta este tipo de moneda, y que trae de calle a las autoridades de las principales naciones del Primer Mundo, es que al hallarse fuera del control de cualquier gobierno, institución o entidad financiera, tratándose de un tipo de divisa completamente descentralizado, las transacciones que tienen lugar en la red se disponen fuera de la ley, motivo por el cual el crimen organizado ha hallado en el proceso Bitcoin un paraíso en el que desarrollarse casi con impunidad; en la Dark web se utilizan Bitcoins para efectuar transacciones de todo tipo, ofreciéndose al usuario un gran catálogo de ofertas relacionadas con actividades ilegales como la compraventa de drogas, armas y, en los casos más sórdidos, personas y pornografía infantil.

El protocolo Bitcoin y su software fueron publicados abiertamente en 2009, por lo que cualquier programador puede crear su propia versión modificada y ofrecérsela a la comunidad digital. Desde la perspectiva del usuario no es más que un soporte que provee de un monedero Bitcoin personal, permitiendo al usuario enviar y recibir bitcoins. Por este motivo se establece que el control de la plataforma la llevan a cabo los propios usuarios al hacer uso de ella, dado que la influencia de Satoshi se ha limitado a la adopción de su sistema por parte del resto de programadores. La propia red comparte una contabilidad pública llamada block chain, que contiene cada transacción procesada internacionalmente, lo que permite verificar la validez de cada movimiento realizado por los usuarios.

Gran cantidad de expertos, tras analizar el incremento de valor que ha experimentado dicha moneda en los últimos años, han alertado de que podría tratarse de una gran burbuja que, tarde o temprano, acabará explotando. El hecho de que este sistema de pago escape al control de cualquier entidad financiera, evitando de este modo que un tercero manipule su valor -o provoque inflación- no quiere decir que sea un valor seguro a largo plazo, de hecho se trata de la moneda más inestable del mercado de divisas, dado que su valor varía en torno a la oferta y la demanda que suscita en la red, hallándose supeditada al uso que los usuarios den a la moneda.

Pese a todo el debate sigue abierto, y enfrenta a quienes defienden el proceso Bitcoin como el futuro de la nueva economía con aquellos que aseguran que estamos ante un gran fraude que en algún momento caerá por su propio peso; solo el tiempo esclarecerá cuál de las dos partes se halla en posesión de la verdad. Mientras tanto, cada vez más instituciones y comercios aceptan  recibir pagos con bitcoins, un claro ejemplo de ello es el gigante Microsoft. En la actualidad existen multitud de cajeros repartidos por todo el mundo en los que el usuario puede retirar bitcoins cuando así lo requiera.

 Quién sabe, quizá de aquí a unos años todos usemos la moneda de Internet en el día a día.

1 comentario
  1. BITCOIN
    BITCOIN Dice:

    Quisera ser participe de la excelente información de este articulo y añadir mi granito de arena dando un breve resumen de las ventajas del BITCOIN:
    No hay intermediarios: Las transacciones se hacen directamente de persona a persona. El dinero te pertenece al 100%; no puede ser intervenido por nadie ni las cuentas pueden ser congeladas.

    No pertenece a ningún Estado o país y puede usarse en todo el mundo por igual.

    Puedes cambiar bitcoins a euros u otras divisas y viceversa, como cualquier moneda.

    Es imposible su falsificación o duplicación gracias a un sofisticado sistema criptográfico.

    Es descentralizada: no es controlada por ningún Estado, banco, institución financiera o empresa.

    No es necesario revelar tu identidad al hacer negocios y preserva tu privacidad.

    Las transacciones son irreversibles.

    En realidad, el Bitcoin, se asemeja al dinero en efectivo que todos conocemos. Además de presentar muchas de las características de este conocido medio físico, al utilizarlo siempre mantenemos el control de nuestros fondos. Adicionalmente, también disponemos de muchas de las ventajas que el medio digital nos ofrece: es inmediato, puede mandarse a cualquier parte del mundo, etc.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *