Qué enseñarles a los más jóvenes para hacer un buen uso de Internet

Es inevitable que los más pequeños se interesen por Internet, y sobre todo por las redes sociales. La era digital ha brindado a los ciudadanos una nueva dimensión de desarrollo social que ocupa, en el mejor de los casos, una porción de su tiempo diario que no interfiere de ningún modo en la vida real; por otra parte, cada día salen a la luz más casos de adicción a las redes sociales. Este motivo, junto con los peligros que se esconden en la red, llevan a los adultos a la necesidad de saber educar a los más jóvenes en el uso de las conocidas como “nuevas tecnologías”.

El primer dilema que supone el concienciar a una persona joven sobre el buen uso de Internet tiene que ver con la confianza y la intimidad. Es sabido que los jóvenes son muy celosos de su vida privada, y cada vez más vuelcan gran parte de sus actividades sociales en la red. Con el tiempo, las redes sociales se han convertido en un nuevo patio de recreo, solo que, en la mayor parte de los casos, carecen de la supervisión de un adulto. Mantener un equilibrio entre autoridad y respeto será la clave para lograr el desarrollo de una educación virtual efectiva. Ellos mismos han de ser capaces de desarrollar una actividad sana en la red, y para ello el ejemplo es el mejor de los métodos a seguir.

A continuación os ofrecemos algunos puntos clave a la hora de desarrollar unas pautas sólidas sobre las que establecer una buena educación virtual.

Claves de acceso y privacidad: el primer punto es el más importante, dado que, a diferencia de otros, tiene que ver con que el joven se proteja de que el resto puedan acceder a esa intimidad de la que se muestra tan celoso. Es imprescindible que los jóvenes entiendan que una clave de acceso efectiva en las distintas aplicaciones que usan es de vital importancia. Entender que existen delitos como el robo de identidad digital, o el acoso virtual, les impulsará a prestar más atención a la seguridad de sus cuentas. Deben saber que nadie está del todo seguro en la red, de ese modo atenderán a ciertas necesidades básicas de seguridad fáciles de establecer. Una buena configuración de la privacidad de Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat, y el resto de aplicaciones, les ayudará a estar seguros de que su identidad se halla bien protegida.

Datos personales e información delicada: existen dos normas que los jóvenes han de tener en cuenta antes de enfrentarse a la red: en primer lugar, deben entender que los datos personales son de uso exclusivo del titular que los posee, por lo que ceder contraseñas, dirección, nombre, DNI, o cualquier otro documento a un tercero en Internet puede acarrear una serie de problemas muy serios a la larga; por otra parte, es importante que los jóvenes tomen conciencia de que en Internet no todo es lo que parece, y que solo se debe mantener contacto con personas a las que hayamos conocido personalmente.

Acoso virtual y cyberbullying: al margen de los peligros que aguardan a los jóvenes en Internet, ellos mismos pueden acabar por convertirse en un peligro para otros jóvenes. El cyberbullying se ha convertido en un problema social muy serio, que afecta a gran cantidad de personas por todo el mundo. Los jóvenes deben tomar conciencia de que respetar al prójimo en las redes sociales es de vital importancia, atendiendo a que todo lo que se publica en Internet se queda ahí para siempre. El daño que pueden ocasionar a una persona por medio de las redes sociales es ilimitado, motivo por el cual deben dar un trato respetuoso a los demás.

Delitos telemáticos: tomar conciencia de que este tipo de delitos son condenados severamente en la actualidad ayudará a los jóvenes a desarrollar sus actividades de forma sana y respetuosa. Además, tras familiarizarse con ellos, podrán denunciar cualquier comportamiento delictivo con el que puedan toparse en la red, así como dar la voz de alarma si son víctimas de una agresión virtual o cualquier tipo de acoso o cyberbullying.

Ser conscientes de los peligros que yacen en la red, y atender a un procedimiento educativo basado en el respeto y el ejemplo, asegura a los jóvenes una experiencia virtual enriquecedora, sí como un uso acotado a necesidades sanas, siempre basadas en la responsabilidad y el respeto hacia los demás.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *