El cibercrimen, un negocio muy rentable

El mundo empresarial ha experimentado una intensa mutación en las últimas décadas, debido, entre otras cosas, a la aparición de Internet y la posterior informatización de los sistemas empresariales. Del mismo modo que los empresarios formaban a sus empleados en las distintas dinámicas de trabajo de la entidad que dirigían, hoy en día se ha tornado imprescindible que lo hagan en ciberseguridad, dado que el cibercrimen sigue experimentando un crecimiento apabullante, ocasionando cuantiosas pérdidas económicas a las empresas y generando una serie de perjuicios que, en muchas ocasiones, se tornan irreversibles.

En 2015 se estimaron pérdidas de medio billón de dólares por mor de múltiples ciberataques perpetrados hacia algunas de las compañías más importantes del mundo; las nuevas cifras obtenidas en 2016, gracias a los informes elaborados por Cybersecurity Ventures, sitúan entre los dos mil y los tres mil billones de dólares las pérdidas ocasionadas a nivel internacional a causa de las actividades llevadas a cabo por los cibercriminales.

Sin lugar a dudas estamos ante cifras alarmantes, y muchas compañías atajan el problema contratando pólizas de seguro que tan solo cubren las pérdidas ocasionadas, pero el eslabón más débil de la cadena, los ciudadanos, son los principales afectados por este tipo de crímenes virtuales; una póliza de seguros, para desgracia de estas compañías, jamás podrá reparar el daño que la caída del sistema, o el robo de información, puede llegar a ocasionar a la imagen corporativa de una empresa, así como a su reputación y marca.

Ante esta situación, disponer de una serie de medidas profesionales que aseguren una buena defensa de los sistemas informáticos se torna imprescindible. Los estudios llevados a cabo por Cybersecurity Ventures sitúan la necesidad de incrementar la inversión en ciberseguridad como una de las principales tareas pendientes que las grandes y medianas empresas tendrán la obligación de enfrentar en los próximos años. Según el Cybersecurity Market Report, la inversión en productos y servicios relacionados con ciberseguridad se incrementará en mil billones de dólares en los próximos cinco años, dado el incremento de estos ataques.

Los daños ocasionados recientemente por ransomware, un software capaz de secuestrar equipos informáticos, con la intención de pedir un rescate, ha supuesto una nueva toma de conciencia en el ámbito empresarial. Los virus informáticos no solo circulan por los ordenadores de sobremesa y portátiles, la telefonía móvil de última generación ha brindado a los hackers un nuevo método de incursión en los sistemas informáticos de las empresas, sin contar con que la coacción a trabajadores, y el carácter infraprotegido de ciertos equipos poco actualizados, pueden brindar un puente de acceso a los cibercriminales a la hora de secuestrar un sistema.

Los tiempos han cambiado, y con ellos las amenazas que se presentan para las principales empresas de todo el mundo. La competencia ha pasado a ocupar un segundo puesto en el ranking de amenazas, motivo por el cual las distintas entidades han de tomar conciencia e invertir en ciberseguridad; disponer de las herramientas adecuadas con las que saber defenderse del cibercrimen se torna imprescindible en un futuro próximo, dado que las pérdidas ocasionadas serán cuantiosas y, en el peor de los casos, fatales.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *