[7]DAYS: Alejandro Sanz

El [7] DAYS de esta semana es el primero que dedicamos a una personalidad musical, y nadie mejor que un artista tan exitoso e internacional como Alejandro Sanz

Los costes y riesgos que supone para las empresas un ciberataque

Las grandes compañías hace tiempo que digitalizaron sus contenidos, realizando todas sus acciones por medio de la red, hecho por el cual han de destinar una mayor atención a la seguridad de su infraestructura. Cabe destacar que el Internet al que normalmente accedemos ocupa un mínimo porcentaje del groso de su dimensión, y el resto, conocido como internet profunda, o Deep Web, se halla destinado a actividades gubernamentales y empresariales, en las cuales la información se halla encriptada, y dichas actividades se tornan invisibles a ojos ajenos; a no ser que dichos ojos sepan dónde mirar.

El pasado viernes se iniciaba el ataque cibernético más demoledor de la historia, dejando tras de sí a más de 150 países afectados y 200.000 víctimas, la mayor parte de ellas empresas. Se cree que a partir de hoy, lunes día quince, dichas cifras puedan aumentar, en cuanto las actividades comerciales se reanuden tras el fin de semana.

El ransomware, nombre con el que ya se conoce al virus, ha llevado a cabo un rapto masivo de ficheros por todo el mundo, dejando en evidencia, en muchos casos, la seguridad de grandes empresas y entidades gubernamentales. La seguridad digital se ha convertido en un punto de vital importancia para las empresas, hallándose las mismas en constante peligro de no tomar cartas en el asunto, dado que las consecuencias de una de estas incursiones no autorizadas pueden llegar a ser nefastas. La dependencia de las organizaciones de terceros proveedores ha incrementado el número de ciberataques, así como la intensidad de los mismos; es por ello que toda empresa debe disponerse de inmediato a tomar las medidas de prevención adecuadas con las que saber defenderse.

Las pérdidas que suponen este tipo de crímenes han traído consigo, en varias ocasiones, el cierre de diversas organizaciones; sin ir más lejos, Microsoft ha estimado en más de 575.000 millones de dólares las pérdidas ocasionadas al año por ciberataques, a escala global, sin contar con las pérdidas en valor de mercado, que afectan a la cotización de las distintas marcas, y que destruyen al año alrededor de tres billones de dólares.

El método utilizado por gran cantidad de empresas a la hora de protegerse de este tipo de ataques es la contratación de un seguro que cubra las pérdidas ocasionadas, solución que, sin miras de hacer frente al problema, se estima dejará de ser rentable a las empresas en un futuro próximo, dado que este tipo de pólizas triplicarán su coste en los próximos tres años tras haberse vuelto imprescindibles. La mejor opción de la que disponen las empresas a la hora de proteger los datos de sus clientes, evitar la indisponibilidad de sus servicios tras un ataque, y asegurar la protección de sus datos corporativos, es contratar a un buen equipo de seguridad que disponga de las herramientas y conocimientos adecuados para saber frenar un ataque de estas características.

Las pérdidas económicas ocasionadas por el ransomware, así como la pérdida de reputación corporativa de gran cantidad de empresas que traerá consigo en los próximos meses, pueden acarrear una serie de consecuencias que, en los casos más extremos, hagan echar el cierre a ciertas entidades.

[7]DAYS: Manuela Carmena

En esta tercera ficha [7] DAYS os traemos a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena

Las marcas y la importancia de su reputación online

La reputación es una construcción social que el consumidor elabora en torno a una marca comercial, en base a los estímulos que recibe de ésta, y que tiene que ver con la credibilidad, coherencia y fiabilidad que el usuario muestra en relación al producto final ofertado por la marca, sea cual fuere. La reputación de una marca puede ser buena o mala, y en base a ella se obtendrán más o menos beneficios. La aparición de Internet ha supuesto una sobredimensión de este concepto, ofreciendo un nuevo universo de acción a las distintas entidades, en el que los usuarios pueden opinar, intercambiar experiencias y, en última instancia, decidir si consumen o no el producto ofertado por ciertas marcas.

El concepto de la reputación online surge en las últimas décadas, en base a la aparición de Internet, y a día de hoy es considerado por los expertos uno de los factores más valiosos en el mundo empresarial, dado que tiene que ver -de un modo directo- con la decisión final del consumidor. A diferencia de la marca, que se genera mediante campañas publicitarias y acciones de marketing, la reputación la generan los propios consumidores, tanto en un contexto online como offline, intercambiando opiniones y experiencias. Internet ofrece a los ciudadanos un gran número de herramientas con las que comunicarse entre sí -como por ejemplo las redes sociales, foros, blogs, etcétera-, espacios en los que dicha reputación es generada constantemente, en relación a infinidad de productos.

Un buen ejemplo de la importancia de la reputación online tiene que ver con el término influencer, y está directamente relacionado con el mundo blogger y la moda. Otro de los fenómenos que han tenido lugar en los últimos años, tras la aparición de Internet, ha sido el posicionamiento público de gran cantidad de personas privadas, gracias a las redes sociales; estos personajes, tras adquirir notoriedad -y un gran número de seguidores- se han convertido en herramientas de marketing para las grandes empresas. Cuando una marca paga a un influencer porque utilice sus productos, y hable positivamente de ellos, no sólo está pagando por publicidad, también paga la acción con la que dicha persona genera cierta reputación positiva acerca de dicha firma, dado que está influyendo de un modo directo en sus seguidores.

En definitiva, la reputación online tiene la capacidad de llevar a una marca comercial hasta lo más alto en sus actividades, pero también puede conllevar a un punto de inflexión negativo que haga que susodicha pueda hundirse irremediablemente. La importancia de que los usuarios valoren los productos de una empresa de un modo positivo va más allá la publicidad o el marketing, dado que, como ya hemos dicho, la reputación afecta a la decisión final del cliente, que a su vez transmitirá su opinión a los integrantes de su círculo más cercano; estos, en última instancia, pueden convertirse en fieles clientes o renegar por siempre de una marca en concreto, dada su mala reputación.

Qué es la nube y cómo funciona

Las plataformas de almacenamiento en la nube existen desde los años sesenta, y se basan en diversas redes de computadoras que brindan al usuario la opción de alojar documentos en espacios de almacenamiento virtualizados, aportados por un tercero. Por explicarlo de un modo más claro, es como si no te entrase la ropa en el armario de tu habitación, y tu compañer@ de piso te prestase una cajonera en la suya, para que puedas ordenar tus prendas en un espacio mayor del que dispones -quizá la analogía se quede un poco escueta a la hora de exponer la naturaleza de este tipo de plataformas, pero se aproxima bastante a cómo funcionan-.

La capacidad de almacenamiento en nuestro ordenador personal es limitada, y el uso de discos duros externos trae consigo una serie de inconvenientes, así como posibles disgustos -¿a quién no le ha fallado alguna vez el suyo, y ha perdido gran cantidad de datos?-. Es por ello que diversas compañías de almacenamiento operan multitud de centros de procesamiento de datos, cuya capacidad es enorme, ofreciendo a sus usuarios el espacio que estos crean conveniente, ya sea por cesión gratuita -normalmente limitada, en estos casos-, o por la contratación de un servicio mayor -de pago-.

En los últimos años se han sucedido multitud de incidentes relacionados con este tipo de plataformas, en los que diversas personalidades se han convertido en víctimas de gran cantidad de hackers; diversos documentos de carácter personal -algunos de ellos con un alto contenido sexual-, que habría sido subidos a la nube por medio de este tipo de plataformas, acabaron circulando por la red. Esta serie de sucesos -que siguen dándose en la actualidad- desataron la polémica, poniendo en tela de juicio la seguridad ofrecida por las plataformas de almacenamiento en la nube, pero lo cierto es que, en la mayor parte de los casos, dichos incidentes -y posteriores filtraciones- tenían más que ver con errores cometidos por los usuarios -en lo referido a la seguridad de sus cuentas- que con posibles negligencias cometidas por las compañías responsables del almacenamiento.

En definitiva, podría decirse que estas plataformas, entre las cuales destacan Dropbox, Google Drive, iCloud, Onedrive, y Dataprius, son seguras, aunque no debemos subestimar las habilidades de multitud de hackers que actúan, a diario, en la red, ansioso por tener acceso a los archivos privados de gran cantidad de usuarios, en ocasiones por mero entretenimiento; aún así, si seguimos las pautas establecidas por cualquiera de estas plataformas, a la hora de establecer una serie de medidas de seguridad óptimas -y recomendadas encarecidamente por los responsables de dichas compañías-, es seguro que no tendremos ningún problema a la hora de subir documentos, archivos, datos o aplicaciones a la nube.

¿Qué es la gamificación y qué papel juega dentro del marketing?

Generalmente traducido al español como gamificación, o juguetización, la ludificación se refiere a nuevas técnicas de motivación dirigidas a mejorar la producción, potenciación el aprendizaje, o solucionar diversos problemas dentro de un proceso concreto, basadas en distintas actividades lúdicas más propias de los juegos de ocio que de las actividades comerciales, educativas o referentes a cualquier tipo de materia de estudio. El principal objetivo de dichas técnicas es aplicar el pensamiento de diversos juegos a la cotidianidad del individuo, facilitando la consecución de una serie de objetivos relacionados -normalmente- con la fidelización, creatividad y cohesión social, aplicados en el ámbito de la comunicación y en marketing con fines meramente comerciales.

Uno de los antecedentes más cercanos que podemos encontrar de dicha técnica es la inclusión de los videojuegos en las redes sociales, pero podemos apreciar diversos indicios de tan novedosa actividad en décadas anteriores; los teléfonos móviles fueron los primeros en incluir videojuegos en cada nuevo modelo, lo que a día de hoy se ha convertido en un lucrativo negocio -el Serpiente del Nokia N70 se ha convertido en casi un hito del entretenimiento-, así como Satélite Digital, que allá por principios de siglo adjuntó a su propuesta un canal de videojuegos que se manejaban con el mando a distancia, y que no gozaron de mucha fama -a decir verdad dejaban muchísimo que desear-. Esta tendencia incrementa la motivación de los usuarios, modificando de forma muy positiva su participación en diversas plataformas.

La base sobre la que se erige dicha técnica es la ludología, un concepto que surgió en el ámbito empresarial a lo largo de las últimas décadas, referida a proponer distintos retos, así como varias recompensas, al cliente, en pro de una serie de beneficios a obtener. Su popularidad aumentó tras la inclusión de dicha tendencia en otros ámbitos, como el estudiantil o la comunicación de masas. El auge del entorno digital, por otra parte, no ha hecho más que potenciar su repercusión. Con respecto al mundo empresarial, la gamificación ha logrado fidelizar al consumidor con gran cantidad de marcas comerciales, gracias -en parte- al uso de una serie de técnicas aplicadas en el ámbito de la mercadotecnia, dirigidas a ofrecer al usuario diversas experiencias de ocio cuya intención no es otra que involucrarle en la actividad empresarial de la marca de un modo más directo; eventos culinarios, conciertos, festivales de arte, deportes, y un largo etcétera, conforman el listado de actividades más habituales con las que las distintas marcas suelen ofrecerse a sus clientes.

Del mismo modo que Red Bull y Monster Energy han logrado destacar como patrocinadores de distintos eventos deportivos, y germeister ha ido incrementando su presencia en festivales de música, ofreciendo eventos y actividades de todo tipo a sus clientes, otras marcas han aplicado la misma técnica a la hora de incluir al usuario de un modo más directo en las actividades de la empresa, en busca de que se forme parte activa de la marca.

 

Infografía elecciones Francia 2017: Macron-Le Pen

En esta segunda infografía se analiza la actividad de Twitter de los dos candidatos, Emmanuel Macron y Marine Le Pen, que lideraron los comicios presidenciales en Francia y que irán a la segunda vuelta el próximo 7 de mayo.

Infografía elecciones Francia 2017

En esta infografía mostramos un resumen de la actividad que hubo en la red social Twitter de los cuatro principales candidatos durante los días previos a las elecciones, incluyendo el 23 de marzo.

[7]DAYS Rafa Nadal

Esta semana publicamos la ficha de Rafa Nadal, el tenista español considerado mundialmente como uno de los mejores jugadores de la historia del tenis. 

¿Qué es el Big Data y cómo lo están utilizando las empresas?

Dado el incremento de tráfico de datos que ha tenido lugar en la red en los últimos años, por mor de gran cantidad de nuevas plataformas y aplicaciones -como pueden ser las redes sociales, grandes empresas de venta online, o las plataformas de almacenamiento en la nube-, la tecnología de la información y la comunicación se ha visto en la obligación de configurar una nueva disciplina dedicada a los datos masivos; Big Data, macrodatos, inteligencia de datos, o datos a gran escala, es un concepto que hace referencia a una serie de conjuntos de datos tan amplios que las aplicaciones informáticas convencionales del procesamiento de datos no son lo suficientemente potentes como para tratar con ellos, motivo por el cual los procedimientos usados normalmente para ordenar, sintetizar, o hallar patrones repetitivos dentro de estos datos, no son suficientes.

Las dificultades que presentan este tipo de conjuntos de datos tienen que ver con la elaboración de informes estadísticos y modelos predictivos -relacionados con el análisis de negocio y la publicidad-, el espionaje, seguimiento de la población -en relación a la prevención del terrorismo, lucha contra el crimen organizado, etcétera-, o los datos de enfermedades infecciosas; el problema se presenta a la hora de recolectar, almacenar, compartir, visualizar, analizar o simplemente buscar un apartado concreto dentro de dicho conjunto, debido a sus dimensiones. En este punto es en el que se presenta como ineludible el uso de un nuevo sistema de gestión y análisis de grandes volúmenes de datos, que no pueden ser tratados de manera convencional.

Las redes sociales se han convertido en un gran archivo multimedia en el que los internautas almacenan su vida, y las empresas no han tardado en utilizar dicha información para decidirse entre varios candidatos a un mismo puesto de trabajo; en relación a dicha necesidad, Oracle ha lanzado una aplicación pionera dentro del Big Data, llamada Taleo Social Sourcing, e integrada con la API de LinkedIn, Twitter y Facebook -esto nos servirá de ejemplo para entender cómo funciona este nuevo sistema-. De este modo los distintos departamentos de recursos humanos pueden acceder al perfil social y profesional de cualquier posible trabajador en cuestión de segundos, trabajando con un conjunto de datos cuyo volumen sobrepasaría las capacidades de cualquier software convencional. De este modo las empresas tienen la posibilidad de ofrecer a un público más objetivo el puesto de trabajo ofertado -descartando, por ende, los perfiles que no se adecuen a las necesidades de dicho empleo-.

Puede que el ejemplo más claro del uso que las distintas empresas dan al Big Data lo encontremos en Amazon, líder de ventas en Internet. El éxito de dicha empresa se basa en el modo en que los datos de compra de un usuario se cruzan con los de otro, creando, de este modo, anuncios personalizados, dirigidos directamente a un público objetivo mediante banners en redes sociales o boletines electrónicos. De este modo Amazon puede hacer un seguimiento de los intereses de cada uno de sus clientes, al haber registrado sus comprar previas, estableciendo una serie de patrones que le servirán, en última instancia, para ofrecer única y exclusivamente aquellos productos que puedan interesar al usuario, lo que trae consigo una publicidad mucho más efectiva que la conocida hasta el momento -esto sería, por explicarlo de algún modo, como llevar el típico panel publicitario que se dispone a un lado de la carretera a la fachada que se presenta en frente de la casa del comprador objetivo, presentándole el producto que desea adquirir incluso antes de que se dispongo a comprarlo-.

Sin duda esta nueva tecnología ha supuesto una revolución dentro del ámbito empresarial, acortando las distancias entre cliente y empresario, y estableciendo un método fiable a la hora de navegar en ese universo confuso que es la red, en el que cada vez más usuarios dejan su huella, acrecentando, de este modo, el volumen de datos almacenados.